miércoles, 23 de septiembre de 2015

Currently Obsessed with: #1989

No puedo, simplemente no puedo parar de escuchar este disco. Para quienes no saben, hablo del último CD de Taylor Swift que salió ya hace unos meses. Tiene varios singles con video como: Blank Space, Style, Wildest Dreams, Shake it Off y Bad Blood. (Click para ver!)

Debo admitir, no soy fanática -o no lo era- de Taylor. Sí desde hace un tiempo me cayó mejor porque seguía su vida "más social": alfombras rojas, paparazi stills y demás. Pero sus temas sonaban en todos lados y se me pegaban. Veía sus videos en YouTube y me mataba de risa con las cosas que hace y me sorprendía con sus excelentes presentaciones en los desfiles de Victoria's Secret. Esperé -admito- ansiosamente cuándo estrenaron el video de Bad Blood en la entrega de premios y me voló la cabeza. Finalmente me rendí y me bajé su ultimo disco, ¡y me gustó mucho más!


Actualmente no dejo de tararear I Know Places, Wonderland, Out of the Woods y Clean. Como que nombré la mitad de los temas del disco, ¿no? En fin, me encanta, lo admito. Si bien me falta para considerarme una Swiftie -¿se escribe así?- estoy más que enganchada con la mina.

Para aquellos ajenos a Taylor les dejo estás dos presentaciones.





martes, 15 de septiembre de 2015

Transición hacia un estilo

¡Hola! Hoy me propuse salir un poco de las movie reviews y las recetas, no es que no tenga para comentarles sobre eso sino que quería cambiar un poco para que no sea monótono. El domingo hablaba con mi hermana que me contaba que tiene un estilo muy clásico a la hora de vestirse pero le gustaría vestirse con un poco más de gracia y estilo. Para ser más claros, hablábamos de cómo se vistió Lali Espósito en el programa del Canal de La Ciudad. Tenía un pantalón chupín -o cigarette, o cómo le digan ustedes- con tajos en las rodillas, crop top de animal print -si tan solo supieran como detesto la palabra crop top-, blazer negro abierto y taco aguja negros, de esos con la suela roja. Estaba re linda, sencilla pero arreglada. Mi hermana me decía que a ella le gustaría vestirse así, pero adaptado a ella.

Vamos por partes, ese estilo -como el de Lali que describí- se llama Urban Chic. Se destaca por ítems clásicos combinados con otros de temporada -o "que estén de moda". Y no, disculpenme pero vestirse igual que el maniquí de la vidriera no es ni Urban Chic ni nada, es no tener estilo. Sí, soné muy anti, perdón. Ojo, no tener estilo es lo más común del mundo. Es difícil encontrar un estilo propio, asumirlo y usarlo en todas las ocasiones, so don't panic! Volviendo, abajo les muestro un par de imágenes de este estilo en particular.





Ahora bien, ante el comentario de mi hermana le recomendé
"Bueno, para cambiar e incorporar -que es lo más importante- tu estilo y llevarlo a eso que te gustaría ponerte lo que podés hacer es preparar un conjunto que te pondrías generalmente, uno de esos "comodines" que tenemos a veces. Ponelo arriba de la cama a lo Art Attack para que lo puedas ver bien. No te pongas creativa -todavía-, agarrá la remera que usas siempre, con esos jeans cómodos y ese calzado que te queda bien con todo. La idea es no forzarlo, sino usar esas prendas que te ponés cotidianamente. Una vez que elegiste la ropa base pensá, ¿qué le podés agregar/cambiar para que se vea cómo vos querés?"
Quizá en vez de esa remera podés ponerte aquella que te regalaron y nunca supiste combinar, o cambiar por una camisa tranqui -sí, camisa tranqui. En mi casa me gastan con mi "ropa tranqui"-. A lo mejor en vez de esas zapas te podés animar a unas botas. También existe la posibilidad de que a ese look lo modifiquen los accesorios, ¿un pañuelo? ¿unas pulseras y anillos? ¿otro bolso? Esto es válido para todos los estilos y todas las personas. La idea es repensar con la ropa que tenemos. Esto también nos puede llevar a darnos cuenta que quizá nos conviene agregar algún que otro ítem a nuestro guardarropa, entonces ya sabés qué comprar la próxima vez, así de paso no volvés llena de ropa que nunca vas a usar.

Teniendo en cuenta esto armé esta imagen. Del lado izquierdo tenemos un look como el que usaría mi hermana. Ojo, esto es muy específico teniendo en cuenta sus características. No todo es para todo el mundo, o sí. A lo que voy es que esto es a modo de ejemplo para ella y para ustedes para que vean más gráficamente de lo que les hablaba más arriba. Vamos de vuelta, del lado izquierdo tenemos: jean, remera "tranqui", bolso, lentes, zapas y reloj. ¿Cómo subir este look? Del lado derecho vemos mis consejos. Volviendo al Urban Chic, le agregué un pañuelo de animal print muy sutil y hasta elegante como para levantar la remera. Un cinturón con detalles calados, muy simple pero lindo. Además le puse accesorios, plateados acorde a su tono de piel, con perlas -que le fascinan-. Como verán no es un cambio súper drástico ni con cosas sacadas de los pelos. Esa es la idea. Yo soy muy fan de lo justo y necesario, por eso es que mi ropero está casi vacío... oops! A lo que voy es que es mejor tener indumentaria que sí utilizamos y podemos combinar que tener el guardarropa lleno de mil y un cosas que no usamos.





¿Les gustó? ¿Lo implementarían? ¿Les interesaría ver más posts sobre "moda aplicada"? ¡Los escucho!

NOTA: Hoy sí estoy capacitada para decirles todo lo que escribí en este post porque soy Asesora de Imagen de Espacio Buenos Aires.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Compañeros de Ruta

Son miles de personas las que cruzan nuestro camino en cada momento de nuestras vidas. Algunas relaciones son cortas, otras largas. Hay relaciones que duran para siempre y otras que no tanto. Hoy quiero agradecer a las personas que cruzaron mi camino, y las que todavía me acompañan. Todas y cada una de ellas me enseñaron algo, y me siguen enseñando. Las personas que están al lado nuestro son personas que nosotros elegimos, y aunque muchas veces reniegue bastante, no cambiaría por nada del mundo a quienes me rodean, porque me hacen crecer. Hay personas que me gustaría sigan caminando conmigo pero distintas razones ya no lo hacen, espero que algún día se encuentren con que nuestros caminos se vuelven a juntar.
Me gusta pensar que cambié e hice crecer a las personas que me conocen y conocieron, así como ellos lo hicieron conmigo. Amigos, conocidos, compañeros, personas con las que pasamos nuestros días y nuestros momentos. Aprendemos de ellos y ellos de nosotros, o a mí me gusta pensarlo así.

Solamente quería un espacio y un momento para reconocerlos a todos y a cada uno, los quiero.

martes, 8 de septiembre de 2015

Movie Review: 21/22 Jump Street

Les confieso, si bien miro muchas películas no disfruto todas ellas y pocas veces encontré comedias que realmente me hagan reír -que no sean humor inglés-. Estas pelis las ví porque mi hermana las dejó en mi disco rígido y bueno, pintó.

Muy chistosas. Si bien tienen humor pavote son muy chistosas. Cuentan la historia de dos tipos -Channing Tatum y Jonah Hill- que se conocieron en la secundaria pero eran el popular que le iba mal en la escuela y el outcast, respectivamente, y no se llevaban bien. Se gradúan y siguen sus vidas, cada uno por su lado. A los años se reencuentran cuando ambos se están inscribiendo a la academia de policía, y ahí se vuelven verdaderos amigos, casi hermanos.
La película arranca cuando, una vez graduados, los policías son reclutados para formar parte de 21 Jump Street, la unidad de policías de encubierto. Su primera misión es hacerse pasar por dos adolescentes de secundario para interceptar a los dealers y proveedores de una nueva droga antes de que se propague a otras escuelas. Ese es el plot principal. De ahí arrancan las andanzas de ambos en la escuela, que cambió mucho desde que ellos iban. Lo chistoso es la relación de ellos y lo torpes -por decirlo simpáticamente- que son.

22 Jump Street es la misma trama pero en la universidad. Sí, la misma trama, a tal punto que durante toda la película insisten con las similitudes de su primera misión constantemente. Sí, sigue siendo chistosa. No, no decepciona por ser la secuela. Se las recomiendo, ambas.



lunes, 7 de septiembre de 2015

Receta: Medialunas

¡Hola! Hoy les traigo para arrancar la semana una receta de medialunas :) La subo un lunes no porque crea que vayan a dejar de lado sus planes de lunes sino para que tengan tiempo de pensar cuándo, cómo y con qué las van a preparar porque si hay algo que aprendí es que las medialunas llevan tiempo, y mucho.

Antes que nada la receta la saqué de la página de ElGourmet.com y el autor de la receta es Osvaldo Gross -o tío Osvaldo. como le decimos en casa cariñosamente-.

Lo primero que tienen que saber es que la receta lleva tiempo, muchísimo. Así que yo les recomiendo que compren los ingredientes dos días antes del día en que quieren degustar sus medialunas, y al día siguiente cocinen para que puedan comerlas al tercer día. Sí, así de tiempo lleva. Pero vale la pena cada minuto. Ah, y a mí me salieron unas 50 medialunas apróx -usando las cantidades de esta receta-.

RECETA:

Ingredientes:

Empaste
Harina 50 grs.
Manteca 400 grs.

Medialunas - Masa

Miel 30 grs.
Sal fina 30 grs.
Harina 0000 1 k
Leche 500 cc
Esencia de Vainilla 1 cda.
Levadura fresca 40 grs.
Azúcar 80 grs.

El tema es así, hay dos masas. Una masa de manteca, llamada "empaste" y la masa propiamente dicha. Consejo: antes de arrancar con la masa saquen la manteca que van a usar para el empaste y déjenla a así se pone a temperatura ambiente. Se empieza con la masa. Para eso tienen que disolver la levadura y la miel en la leche, e incorporar la esencia de vainilla. Agregar el azúcar, harina y sal. Consejo: La sal mata a la levadura -algo así como piedra mata tijera-. Por un lado mezclen bien la sal y la harina antes de incorporarlas a la mezcla que tiene levadura, así se evitan tragedias -que la masa no les leve-. Trabajar hasta obtener una masa lisa y sedosa. Acá va el primer tiempo. Una vez que tienen la masa hecha la cubren con film -no con una trapo como a la masa de pizza-, es importante que no le entre aire para que no se seque, y dejar reposar 40 minutos a temperatura ambiente.

Mientras se arma el empaste. Mezclan la manteca -que ya sacaron anteriormente- y la mezclan con la harina. Si se olvidaron de sacarla denle unos 20 segundos o menos en el microondas -dependiendo de cuánto caliente su microondas-. Les puede pasar -como a mí- que la manteca les quede muy derretida y por eso la masa no llega a tener consistencia de masa. Si es ese el caso dejen la masa -harina + manteca- reposar en la heladera que eso va a hacer que la manteca se solidifique y puedan tener una masa homogénea y manejable. Una vez que el empaste está terminado y en condiciones se le da forma de rectángulo y se lo deja reposar en la heladera para que enfríe. Dato: las masas que llevan manteca requieren cuidado porque la manteca se derrite al contacto con el calor de nuestras manos y hace que a veces se dificulte manejarlas. Si es así, a la heladera hasta que enfríe y sea moldeable otra vez.

Ahora viene lo "complicado" de entender. Una vez que ambas masas reposaron el tiempo suficiente las sacan. Estiran la masa principal en un rectángulo y en el medio ponen el empaste. Ahora, como si doblaran una remera, van a doblar la masa a la mitad. A mí me paso que me levó tanto la masa que era un monstruo casi, así que la partí en dos mitades y las trabajé por separado. Volviendo, una vez que doblaron la masa la llevan a la heladera dos horas. Pasadas esas dos horas, sacan la masa, la estiran con palo y repiten el proceso. Dos horas más y vuelven a estirar y doblar, y otra vez a la heladera dos horas más. ¿Ven por qué les decía lo del tiempo?

¡Ya está! Lo que sigue es lo más sencillo y divertido. Estiran la masa, fijense que les quede del mismo grosor todo a lo largo, es decir, que no haya partes más gruesas que otras. Cortan bandas de unos 10cm de ancho -haganlo a ojo-. Dividen esas bandas en triángulos, 5cm de base y 10cm de altura apróx. Esta es la parte forma de medialuna. Como vieron en la foto a mi no me quedaron con la formita linda de panadería, ¡pero me quedaron ricas! En fin, agarren los triángulos y enrrollenlos desde de lado más largo hacia el centro. Una vez hecho eso, curven las puntas -pueden unirlas si quieren- y les va a quedar algo con forma de mediaduna jaja. Ya le van a encontrar la mano, van a ver. A medida que las van armando las ponen en una placa y las dejan levar un cachito -la receta original dice dos horas pero ¡a este punto uno ya quiere cocinar! Depende de cuándo piensen comerlas pueden dejarlas las dos horas que dice o simplemente unos 15 minutos-. Pueden pintarlas con doradura de huevo, yo no lo hice porque no soy muy fanática de la medialuna pegajosa y me quedaron riquísimas igual.

Horneado: ¿tienen hornito eléctrico? Golazo. Ponganlas a 180°C de 20 a 25 minutos. Caso contrario, prendan el horno temperatura media un ratito antes de ponerlas. y después las vigilan. Llevan más o menos el mismo tiempo -20 a 25 minutos-. Cuándo las sacan las pueden pintar con un almíbar a temperatura ambiente -again, yo no lo hice porque no me copa demasiado la idea-.


¿Les gustó? Sí, lleva muchísimo tiempo, pero para probar una vez está bueno, ¿no? Quedan riquísimas, se los aseguro. Tampoco es que se van a poner una panadería por hacer unas medialunas. Insisto, planeen bien los tiempos, no es algo para hacer y comer.

Prometo que la próxima va una receta mucho más sencilla. ¿Qué prefieren: rolls de canela o galletitas de avena? Espero que lo prueben y si es así me cuentan.

sábado, 5 de septiembre de 2015


Screaming, crying, perfect storms
I c a n m a k e a l l t h e t a b l e s t u r n
Rose garden filled with thorns
Keep you second guessing like
"Oh my God, who is she?"
I get drunk on jealousy
But you'll come back each time you leave
'Cause, darling, 
I'm a nightmare dressed like a daydream

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Movie Review: The Age of Adaline


Muy linda. Cuenta la historia de Adaline una mujer que a sus 29 de años, sufre un accidente de auto que modifica su curso natural de envejecimiento y desde entonces su imagen no cambia en lo absoluto a pesar del paso de los años. Naturalmente, el caso de Adaline llega a oídos del FBI y eso la obliga a escapar y cada diez años cambiar de domicilio y nombre. Desde entonces ella jura guardar su secreto, no volver a enamorarse y vivir... ¿eternamente?
Rozando el realismo mágico esta película es muy tierna y muestra la frágil y solitaria vida de Adaline hasta que eventualmente termina conociendo a un hombre que le hará cuestionar sus decisiones.
Me resultó muy tierna, sobretodo porque su personaje si bien se ve joven es el de una mujer de 170 -si no me acuerdo mal- años, que vivió ya demasiado y sabe que tiene que ser cuidadosa en sus pasos.
¡Espero que la disfruten tanto como yo!