lunes, 7 de septiembre de 2015

Receta: Medialunas

¡Hola! Hoy les traigo para arrancar la semana una receta de medialunas :) La subo un lunes no porque crea que vayan a dejar de lado sus planes de lunes sino para que tengan tiempo de pensar cuándo, cómo y con qué las van a preparar porque si hay algo que aprendí es que las medialunas llevan tiempo, y mucho.

Antes que nada la receta la saqué de la página de ElGourmet.com y el autor de la receta es Osvaldo Gross -o tío Osvaldo. como le decimos en casa cariñosamente-.

Lo primero que tienen que saber es que la receta lleva tiempo, muchísimo. Así que yo les recomiendo que compren los ingredientes dos días antes del día en que quieren degustar sus medialunas, y al día siguiente cocinen para que puedan comerlas al tercer día. Sí, así de tiempo lleva. Pero vale la pena cada minuto. Ah, y a mí me salieron unas 50 medialunas apróx -usando las cantidades de esta receta-.

RECETA:

Ingredientes:

Empaste
Harina 50 grs.
Manteca 400 grs.

Medialunas - Masa

Miel 30 grs.
Sal fina 30 grs.
Harina 0000 1 k
Leche 500 cc
Esencia de Vainilla 1 cda.
Levadura fresca 40 grs.
Azúcar 80 grs.

El tema es así, hay dos masas. Una masa de manteca, llamada "empaste" y la masa propiamente dicha. Consejo: antes de arrancar con la masa saquen la manteca que van a usar para el empaste y déjenla a así se pone a temperatura ambiente. Se empieza con la masa. Para eso tienen que disolver la levadura y la miel en la leche, e incorporar la esencia de vainilla. Agregar el azúcar, harina y sal. Consejo: La sal mata a la levadura -algo así como piedra mata tijera-. Por un lado mezclen bien la sal y la harina antes de incorporarlas a la mezcla que tiene levadura, así se evitan tragedias -que la masa no les leve-. Trabajar hasta obtener una masa lisa y sedosa. Acá va el primer tiempo. Una vez que tienen la masa hecha la cubren con film -no con una trapo como a la masa de pizza-, es importante que no le entre aire para que no se seque, y dejar reposar 40 minutos a temperatura ambiente.

Mientras se arma el empaste. Mezclan la manteca -que ya sacaron anteriormente- y la mezclan con la harina. Si se olvidaron de sacarla denle unos 20 segundos o menos en el microondas -dependiendo de cuánto caliente su microondas-. Les puede pasar -como a mí- que la manteca les quede muy derretida y por eso la masa no llega a tener consistencia de masa. Si es ese el caso dejen la masa -harina + manteca- reposar en la heladera que eso va a hacer que la manteca se solidifique y puedan tener una masa homogénea y manejable. Una vez que el empaste está terminado y en condiciones se le da forma de rectángulo y se lo deja reposar en la heladera para que enfríe. Dato: las masas que llevan manteca requieren cuidado porque la manteca se derrite al contacto con el calor de nuestras manos y hace que a veces se dificulte manejarlas. Si es así, a la heladera hasta que enfríe y sea moldeable otra vez.

Ahora viene lo "complicado" de entender. Una vez que ambas masas reposaron el tiempo suficiente las sacan. Estiran la masa principal en un rectángulo y en el medio ponen el empaste. Ahora, como si doblaran una remera, van a doblar la masa a la mitad. A mí me paso que me levó tanto la masa que era un monstruo casi, así que la partí en dos mitades y las trabajé por separado. Volviendo, una vez que doblaron la masa la llevan a la heladera dos horas. Pasadas esas dos horas, sacan la masa, la estiran con palo y repiten el proceso. Dos horas más y vuelven a estirar y doblar, y otra vez a la heladera dos horas más. ¿Ven por qué les decía lo del tiempo?

¡Ya está! Lo que sigue es lo más sencillo y divertido. Estiran la masa, fijense que les quede del mismo grosor todo a lo largo, es decir, que no haya partes más gruesas que otras. Cortan bandas de unos 10cm de ancho -haganlo a ojo-. Dividen esas bandas en triángulos, 5cm de base y 10cm de altura apróx. Esta es la parte forma de medialuna. Como vieron en la foto a mi no me quedaron con la formita linda de panadería, ¡pero me quedaron ricas! En fin, agarren los triángulos y enrrollenlos desde de lado más largo hacia el centro. Una vez hecho eso, curven las puntas -pueden unirlas si quieren- y les va a quedar algo con forma de mediaduna jaja. Ya le van a encontrar la mano, van a ver. A medida que las van armando las ponen en una placa y las dejan levar un cachito -la receta original dice dos horas pero ¡a este punto uno ya quiere cocinar! Depende de cuándo piensen comerlas pueden dejarlas las dos horas que dice o simplemente unos 15 minutos-. Pueden pintarlas con doradura de huevo, yo no lo hice porque no soy muy fanática de la medialuna pegajosa y me quedaron riquísimas igual.

Horneado: ¿tienen hornito eléctrico? Golazo. Ponganlas a 180°C de 20 a 25 minutos. Caso contrario, prendan el horno temperatura media un ratito antes de ponerlas. y después las vigilan. Llevan más o menos el mismo tiempo -20 a 25 minutos-. Cuándo las sacan las pueden pintar con un almíbar a temperatura ambiente -again, yo no lo hice porque no me copa demasiado la idea-.


¿Les gustó? Sí, lleva muchísimo tiempo, pero para probar una vez está bueno, ¿no? Quedan riquísimas, se los aseguro. Tampoco es que se van a poner una panadería por hacer unas medialunas. Insisto, planeen bien los tiempos, no es algo para hacer y comer.

Prometo que la próxima va una receta mucho más sencilla. ¿Qué prefieren: rolls de canela o galletitas de avena? Espero que lo prueben y si es así me cuentan.

4 comentarios:

  1. Es una aventura! Es como correr una maratón, con la diferencia que después de tantas horas en vez de quedar más flaco, engordás. Pero el resultado vale la pena, señora.

    Para la próxima prefiero las galletitas!!

    ResponderEliminar

¡Hola! Gracias por comentar :)