miércoles, 23 de julio de 2014

Todo gira en torno a tu histeria~

Es el tira y afloje constante, que nunca quiere -o puede- parar. Porque ¿qué viene después? Es preferible estar peleandose constantemente, tener intervalos de paz y alegría a perderlo todo. Somos así. Preferimos algo medio malo con partes buenas, a la nada misma. ¿Será el recuerdo de lo que eramos? ¿La esperanza de volver a estar eternamente bien? El enamoramiento es lo más hermoso, te nubla la vida de algodón de azúcar. Pero se termina, y ahí llega el amor. El ver al otro tan perfecto en sus imperfecciones. Y después de tantos años uno duda 100 veces antes de tirar una relación. Somos así. Así de histéricos. No mantenemos un simple acuerdo ¿cómo mantener una relación que a veces parece caerse y otras ser el cielo en la tierra? No sé todavía si la fortaleza está en quedarse luchando con la esperanza de volver a estar bien o en la certeza y madurez de soportar todo lo que conlleva perder al otro por cuidarse a sí mismo. ¿Está mal ser egoista? ¿Está bien tirar el orgullo por la ventana?
En mi humilde pensamiento creo que todo depende de los anteojos con los que se mire. Creo que perder el orgullo -hasta un punto saludable- es lo básico para hacer que funcione. ¿O pretendemos que el otro siempre tenga la culpa? Santísimos nosotros que nunca nos equivocamos, porque así es más fácil. La pareja es pareja, y si bien hay excepciones, los aciertos y errores dependen de ambos. 
Y al final, después del huracán, de la tormenta llena de rayos y truenos, ahí cuando llega la calma y de verdad pensamos nos damos -me doy- cuenta que lo único que se tiene claro es el amor por el otro. Creo que eso nos lleva a tirar por vez trillón el orgullo, bajar las armas, y empezar de nuevo. Porque a la mañana cuando recién despierto, y a la noche antes de caer en el sueño más profundo, lo único que sé es que te amo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Hola! Gracias por comentar :)