lunes, 22 de diciembre de 2014

¿Orgánico? ¿Natural? ¿Vegano? ¿En la ciudad?

Inspiración ven a mí...

Un buen día, por una razón bastante torpe, decidí hacerme vegetariana. Mi banda favorita en aquél momento estaba compuesta más que nada por vegetarianos, eso a mis 12 años me llevó a cuestionarme ¿por qué alguien decidiría dejar de comer carne?
Esa semana acompañé a mi mamá al supermercado y empecé a preguntar por el origen de algunos fiambres, las respuestas no fueron muy gratas. Entonces supe que quería dejar de comer carne, o mejor dicho cualquier animal. En ese momento mi único pensamiento era "no tienen que morir para que me los coma, no me gusta, no quiero". 
Eso fue hace ya 9 años. Hoy la mirada no es la misma, evolucionó. Mi meta es llevar un estilo de vida -no sólo en lo alimenticio- más natural y orgánico, y obviamente vegetariano. No consumo ningún tipo de carnes, estoy cambiando poco a poco mis cosméticos por otros que no testean en animales, busco zapatos que no sean de cuero -también rechazo las prendas de cuero-, en los productos de cuidado personal busco marcas que tampoco testeen en animales... En fin, busco ir cambiando mi día a día para que genere el menor impacto ambiental y tampoco provoque el maltrato animal, -sí, no me vengan con que aunque yo no me los coma los matan igual, ya lo sé.-
Imaginemos lo siguiente: una persona que viaja en bicicleta, que sólo consume los alimentos salidos de su huerta, se baña e higieniza con marcas anti-testeo animal, que usa prendas de telas que no generan demasiado impacto ecológico, y una larga lista de etcéteras. Imaginense a un semi-buda. ¿Este Buda no limpia su casa? Y si lo hace, esos productos ¿son naturales y orgánicos cuya fabricación no impacta en el medio ambiente? Si esta persona vive en la ciudad y no posee auto, cuándo tiene que viajar a largas distancias usa transporte público, ¿la SUBE no está hecha de plástico? ¿qué hace con todo ese plástico inevitable que utilizamos día a día? ¿o esta persona no tiene teléfono celular, siquiera un teléfono de linea? Y así, mil y un preguntas que me llevan a pensar...
¿Es posible llevar una vida que no genere ningún impacto en el medio ambiente cuándo vivimos en la ciudad? Ojo, no hablo del OTRO, sino de nosotros. ¿Puedo yo, viviendo en una ciudad, estudiando en la facultad y trabajando, limpiando mi casa con productos químicos, teniendo un celular, notebook y demás artefacto que sí o sí llevan plástico y otros métodos de fabricación no demasiado ecológicos, evitar todo esto? Y todo esto con un presupuesto medio bajo, ¿¿Es posible??
Yo creo que no, Pero no es una mirada pesimista. Creo que cada uno de los que elegimos este estilo de vida tenemos que apuntar lo más posible a alcanzar eso, a sabiendas que no se vive de pasto y estamos en el siglo XXI. Más que nada tenemos que ser conscientes.

PS: Con este post no quiero evangelizar a nadie, no juzgo a quienes no hacen estas elecciones de vida. Tampoco critico a quienes son "simplemete" vegetarianos, veganos o whatever. Cada uno hace lo que quiere y me parece perfecto.

2 comentarios:

  1. Se puede hacer todo lo mas concientemente posible sabiendo que va a haber huecos. Si todos aportamos nuestra parte, se pueden lograr resultados (aunque yo con lo del vegetarianismo como que paso)

    ResponderEliminar
  2. Obvio, es complicado pero se consiguen carnes "orgánicas", es decir, animales que no son de esos criaderos masivos donde están hacinados sino que son alimentados con lo que deben comer.
    Gracias por tu comentario :)

    ResponderEliminar

¡Hola! Gracias por comentar :)