viernes, 20 de febrero de 2015

Terapia II

LEASE ANTES DE SEGUIR: No estoy haciendo terapia, debería pero no sé si quiero. Como siempre mi blog fue mi lugar de catarsis. Si bien aprendí a escribir ATP eso no quita que sienta determinadas cosas y no por eso voy a dejar de escribirlas. Siempre con respeto.

INDEPENDENCIA
Toda la vida fui una persona más bien solitaria. No soy demasiado buena haciendo amigos y tengo proyectos tan personales que a veces me dificultan compartirlos con alguien más. Siempre me caractericé por mi independencia. Sin embargo, hace un tiempo que me doy cuenta que ya no soy yo sola, en varios aspectos. Por empezar está mi familia, con quién convivo día a día y –mirando exclusivamente el lado negativo- consumen –a veces- mucho más que mi tiempo. Pero este escrito no está enfocado a la familia sino a la pareja, a mí dinámica de pareja.
No puedo evitar ver cómo hace ya un tiempo no doy un paso sin pensar en nosotros. Sí, después de casi 5 años de pareja es obvio pensar de a dos, pero ¿todo el tiempo? Pasamos unos quince días solos que anhelaba desde siempre. Fueron geniales pero llegó un punto en que no pude evitar necesitar mí lugar. Estábamos en su casa pero –lógicamente- nada ahí era mío. No podía buscar determinado cuaderno, libro o cualquier otro objeto que en mí espacio está al alcance de mi mano. Y en ese momento empecé como a asfixiarme. Sí, quiero nuestro futuro juntos, pero quiero que sea nuestro, cada uno un poco, no todo de uno.
Por otro lado me asombra ver cómo dejé que mi tan apreciada independencia haya quedado guardada y olvidada en algún cajón. Para ser honestos, ya siquiera me levanto a buscar un vaso de agua. A veces me obsesiono con las cosas más simples y cuándo consigo lo que quería me doy cuenta que en realidad no lo quería.
Repito, la culpa –si se quiere llamarla así- no es más que mía, yo dejo que estas situaciones pasen.

1 comentario:

  1. aaaaay Pau.
    Primero de todo agradecerte seguir ahí esta semana que he estado ausente por demasiadas tareas y estrés. Así que muchas gracias y ya intento retomar el ritmo el blog y sobretodo visitaros. Ya sabes que yo soy fundamentalmente blogger por encima de facebook o instagram.

    En relación a lo que nos compartes puedo decir muchas cosas o ninguna.
    Podría no decir ninguna porque casi practicamente nunca he tenido pareja en el sentido de pareja, y podría decirte muchas porque nadie como yo necesita su espacio. Con los años te juro que he aprendido a vivir en paz con mi soledad y cosas como ir al cine o a exposiciones SÓLO me apetece hacerlas sola. Conmigo misma. Y eso es un problema para tener pareja, porque he entrado en el circulo vicioso de hace años en que yo sola me valgo.. y puedo estar unas horas con unos amigos pero un poco más de tiempo y ya pienso "ojalá ahora estuviera sola" así que mira qué panorama...

    pues claro que es normal que quieras tu espacio. Reivindícalo si ves que te falta. Eres un ser aparte de una mitad de algo.

    un sa-lu-da-zo

    ResponderEliminar

¡Hola! Gracias por comentar :)